El Bosque de los Corazones cuenta con un nuevo árbol: el de la Generación del 99

Los alumnos de 2º de Bachillerato se han despedido hoy del Colegio en  el que algunos han pasado casi toda su vida. Aunque vendrán los próximos días a preparar la EBAU, han querido decirnos “hasta luego” plantando un ciruelo en el Bosque de los Corazones, iniciativa puesta en marcha el pasado año. Este es el texto que han redactado para presentarlo:

Ilusión, nostalgia, alegría, tristeza… Todo un bosque de emociones que es inevitable sentir en estos momentos, ya que nuestro paso por Sagrados Corazones ha llegado a su fin.

Agradecidos también por dejar parte de nosotros en el Colegio donde hemos crecido, madurado y acabado una etapa de nuestra vida que nos da pie a comenzar otra. Cada uno de nosotros tomará un camino diferente, pero este prunus pissardii (ciruelo de hojas púrpuras) será algo que tendremos en común y que recordaremos en el futuro.

El paso del tiempo nos hará crecer a todos, tanto a nosotros como al árbol, lo que representa nuestro punto de partida de este largo camino que nos queda hasta llegar a alcanzar nuestras metas. Cada alumno de este curso es único y diferente, lo que hemos querido representar con este árbol de hojas de color granate, que destacará entre la monotonía verde del Bosque de los Corazones en el que, desde hoy, queda un recuerdo de la Generación del 99.

Poder continuar esta bonita tradición y dejar un trozo de nosotros el algo muy significativo, y nos unirá al Colegio para siempre.